Anxo Pérez Hace Un Repaso Por Su Trayectoria Vital En 12 TV

Anxo Pérez hace un repaso por la trayectoria que lo llevó a crear el único método a nivel mundial que permite hablar un idioma en 8 meses.

Presentador: ¿Qué tal, cómo están, bien? Me alegro mucho. Me alegro muchísimo. Gracias por compartir 30 minutitos con nosotros, por permitirnos ingresar a vuestros hogares para esta sana costumbre, maravillosa costumbre de tomar un café con personas que tienen muchas cosas para decir, muchas cosas para decir.

Hoy nuestro invitado especial es Anxo Pérez.

Anxo, gracias por este rinconcito de café. Nos salimos del estudio, vinimos a ver estas en el hotel, estás en Alicante, gracias por recibirnos.

Anxo: El placer es mío. Gracias a vosotros por invitarme.

Presentador: Yo tengo una seria duda porque entré en internet, he visto tu libro, he visto tu página web y no sé como presentarte. ¿Por qué tantas cosas?

Anxo: Bendito Problema.

Presentador: Bendito problema y enhorabuena, por el problema que me provocas.

Anxo: Muchas gracias.

Presentador: ¿Cómo lo tengo que presentar correctamente a Anxo Pérez?

Anxo: Pues mira, hay muchas maneras de presentarme, pero solo una es la más correcta. La más correcta es que soy un humilde aprendiz al que le queda mucho por aprender.

Presentador: Un humilde aprendiz al que le queda mucho por aprender. Me encantó, me gustó. Dicen que el secreto para seguir aprendiendo cosas es nunca pensar que te lo sabes todo.

Anxo: Y menos en mi caso. O sea, tengo mucho más que aprender que enseñar. Un poquito que enseñar y a lo mejor ni eso y mucho que aprender. Y bueno, es importante que nunca se me olvide eso, porque entonces el equipo con el que trabajo tiene la obligación de que si un día cambio la manera de caminar o la manera de hablar, que me dé una colleja. Porque se me ha subido el éxito a la cabeza y eso es un error.

Presentador: Que la autovía sí está no te me vayas. Anxo, ¿dónde nació Anxo Pérez.

Anxo: Nací en Finisterre, en Fisterra, que es el lugar más occidental de Europa. Es el lugar de Europa más cercano a Estados Unidos y a Argentina y está en la Costa da Morte, en Galicia. Y bueno, pero con 15 años me marché a Estados Unidos solo, sin familia y la verdad es que aprendí un montón en la escuela de la vida, muchos batacazos, pero gracias a ellos aprenden.

Presentador: ¿A los cuántos años te marchaste solo? 15 años, no es fácil.

Anxo: No, no fue nada fácil. Y siempre, siempre es complicado, obviamente. Y de hecho, está claro que yo lo que digo es que siempre cuando te vas, cuando vas a emprender o vas a emprender una ruta, vas a tener muchos miedos. Lo raro no es tener los miedos, lo necesario es saltar a pesar de ello. O sea, los miedos los tenemos todos la diferencia está en que unos deciden saltar y otros no. Y de ahí que defienda que el éxito sea democrático, porque todos teníamos el sí a nuestro alcance lo que pasa es que no siempre lo elegimos.

Presentador: ¿Hay que saltar siempre?

Anxo: Hombre, no sé si hay que saltar siempre, pero más te vale que el número de saltos no sea igual a nunca. De vez en cuando hay que saltar y un día me di cuenta de que si querías un premio mayor tenías que pagar un precio mayor. Y eso significa salir de tu tierra natal, salir de la zona de confort e ir a una zona que a lo mejor es difícil pero donde ahí está el tesoro, ahí está. He descubierto que los tesoros normalmente están apartados de las masas entonces si quieres un premio mayor, tienes que pagar un precio mayor.

Presentador: Anxo, yo te escucho y tengo la costumbre, debo tener un cineasta adentro frustrado porque yo te escucho y me hago mi película y veo a un pequeño Anxo con 15 años caminando por las calles de Estados Unidos y con una cara de ‘¿qué hago aquí?’

Anxo: Pues mira, fue bastante así, el día, el día de mi primer viaje a Estados Unidos, bueno, cuando llegué a Estados Unidos aeropuerto de Newark, tenía que llegar al siguiente avión que iba a Ohio y cuando llegué al aeropuerto veníamos con retraso. El vuelo siguiente era, me quedaba muy poquito tiempo, no me daba tiempo, yo no sabía que hacer, no sabía qué hacía cuando se perdía un vuelo y lo que hice fue llevarme todo el equipaje a las puertas de embarque, pero porque no había nada que hacer, en medio del aeropuerto se me rompe el equipaje, se salta toda la ropa por el aire. Yo me acuerdo que no quería ni levantar la cara por la vergüenza de que iba a sufrir de ver toda la gente que estuviera mirando. Y tenía mi objetivo, que era llegar a esa puerta de embarque si o si, porque no sabía qué hacer en caso de perder el avión y llegué a la puerta con mi maleta, me dijeron ¿A dónde vas? Primero esto hay que facturarlo y segundo, no te preocupes, va con retraso el siguiente vuelo vas a llegar a tiempo. Y esa fue, yo creo que el principio de una serie de reveses y también de triunfos que tienes, no tienes de los dos y esa es la manera de crecer.

Presentador: Te vas de España, te vas a Estados Unidos, cruzas el charco. Dos países distintos, dos culturas distintas, muy distintas. ¿Cuál fue el primer choque que tuviste?

Anxo: Bueno, pues seguramente los que ya conocen la cultura estadounidense, yo soy español de Galicia, te vas a Estados Unidos, una cultura completamente diferente. Y una de las diferencias principales que yo veo entre España y Estados Unidos es que aquí las amistades tardan más en forjarse, después quizás sean un poquito más duraderas, a lo mejor depende. Y en Estados Unidos la gente es muy, muy, muy amistosa, la típica sonrisa estadounidense que en todos los lugares que te la ofrecen. Y entonces tú, que eres novato y no conoces y desconoces la cultura, piensas que cada vez que te regalan la sonrisa o se portan muy bien contigo, te dedican una hora de conversación, pues has ganado un amigo y muchas veces tenías esa hora de conversación al día siguiente te los encontrabas por la calle a lo mejor ni te saludaban. Imagínate mi cara y eso que es en España eso no se hace y te vas dando cuenta de que bueno que los vínculos tardan más en hacerse lo que parece a primera vista un amigo a lo mejor no es un amigo, tarda más y de nuevo vas aprendiendo. O sea, lo bueno de eso es que es que aprendes y aprender es crecer, crecer y superarse y bueno de todo eso se saca partido.

Presentador: Y en Estados Unidos con los 15 años comienzas a dar tus primeros pasos, ¿apuntados hacia dónde?

Anxo: Pues yo estaba muy perdido durante muchos años de mi vida y tengo una máxima en el libro que lo que dice es lo peligroso no es estar perdido, es quedarse quieto. Lo peligroso no está perdido, es quedarse quieto. O sea, yo estaba perdido, pero no estaba quieto. Estaba muy perdido, pero estaba pataleando.

Presentador: Estamos como en un laberinto, pero estabas buscando la salida.

Anxo: Exacto. Y lo que yo quería era costearme los estudios. Quería trabajar, obtener mi propios, mis propios ingresos, mi propio dinero. Entonces empecé a tener todo tipo de trabajos. Trabajé repartiendo pizzas, que en Estados Unidos se hace en coche, repartí pizzas, pero después limpiaba recortaba el césped de gente adinerada. Era camarero, limpiaba comederos en una granja de gallinas. Nunca se me cayeron los anillos y eso me dio la independencia que yo adoraba, o sea de repente ver que eras autónomo, eso tenía un valor para mí muy grande. Y con 18 años, un día me di cuenta de que me estaba desaprovechando. Lo que estaba haciendo estaba bien, pero me estaba desaprovechando. Daba 10 cuando podía estar dando €100 y yo digo si das €10, cuando puedes dar 100, no has ganado 10, has perdido 90. Ese 90 es lo que a mí me interesa, el desprovechamiento y lo que mi vida se convirtió, sigue siendo, una guerra al desaprovechamiento. En el caso de este 90 es a ver qué podría estar haciendo que no estoy haciendo. Entonces, con 18 años decido anotar en una hoja de papel todo lo que sé hacer, que aporte un poquito más de valor al mundo y que me permita darme la vida de una forma mejor.

Entonces, lo que podía hacer por aquel entonces, por aquel entonces era tenía español, obviamente era español, el inglés estaba prácticamente lo tenían prácticamente como el español podía dar clase de inglés, hablaba muy en francés, pude dar clases de francés, sabía tocar el piano y sabía tocar la guitarra. Con lo cual esas cinco cosas las puse en una tarjeta de visita, que era absolutamente horripilante pero me conseguía clientes y me permitía ganarme la vida. Y eso lo dije a los 18 años.

Presentador: Sigo con la imagen del joven de dieciocho años en Estados Unidos que de pronto dije bueno, tengo un 10 sobre 100, estoy utilizando un 10 y tengo que utilizar los 90. ¿Y cómo hago? ¿Qué profesión, qué estudio? Porque es el momento de los 18 años o 16, 17 años es cuando el adolescente dice ¿y ahora que estudio, no sé qué hacer, qué voy a hacer de mi vida?

Anxo: Yo nunca paraba de estudiar, estudiar lo seguía haciendo, pero me costaba los estudios teniendo todo tipo de trabajos y al final acabé teniendo cuatro titulaciones universitarias en los Estados Unidos. Que son Libral Arts, que es una especie de humanidades, música, psicolingüística, traducción e interpretación, en Estados Unidos y relaciones internacionales, en Europa, en Bruselas, en Centroeuropa.

Pero con 19 años después de ese periplo en que me había, había encontrado cosas que podía hacer. Dije Vale, está bien, lo que he hecho está mejor que lo que estaba haciendo, pero me sigo desaprovechando. Entonces la palabra que marca un poco el ritmo de vida toda mi vida es el desaprovechamiento lo que es lo mismo, la búsqueda del aprovechamiento. Saber que estás dando 10 cuando puedes dar 100 y que hay un 90 que tienes que conquistar poco a poco. Nunca vas a conquistar el 100 % pero te puedes acercar, y eso es un poco mi objetivo.

Entonces digo vale, perfecto con lo que estás haciendo, pero puedo hacer más e hice algo que a día de hoy se lo recomiendo a la gente que está buscando trabajo, que es cuando yo encuentro gente que yo he entrevistado a más de quinientas personas para trabajar en mi empresa y cuando me encuentro gente que está buscando trabajo, lo que les digo es no lances tu currículum a un océano de currículums, porque si lo haces lo más probable es que ese currículum se diluya con todos los otros. Entonces ahí el peldaño, el peldaño 4 del libro, los 88 pilares del éxito lo que dices no puedes conseguir más que nadie haciendo lo mismo que todos. O lo que es lo mismo, no puedes conseguir más que el año pasado, en el año siguiente, haciendo exactamente lo mismo. Bueno, pues lo que yo hice fue y esta es la solución para la gente que está buscando trabajo desde mi punto de vista, encuentra a alguien que tenga una necesidad que puedas suplir y habla si es necesario con el jefe de la empresa y dile usted tiene una necesidad que yo pueda suplir. Si hace falta hazlo gratis, cuando ellos vean el valor, ya se encargarán de que tú no te escapes, no te marches de esa empresa.

Yo lo hice con la policía, entonces hablé con la policía y le dije Ustedes tienen una necesidad que yo les puedo suplir, que es comunicarse con la comunidad hispana. Empecé a trabajar para la policía local, para el sheriff, para el Tribunal Supremo de Virginia, el senado de los Estados Unidos y , con 20 años, estaba trabajando para el FBI. Estaba trabajando para el FBI de intérprete en miles de caso, fueron unos 2000 procesos jurídicos, muchos muy aburridos y algunos muy hollywoodiensse, con chalecos antibalas y con redadas y con con capos de la droga mexicanos, etcétera.

Presentador: Es una especie de castell, viste la serie de cárcel del escritor de novelas, es un escritor que se suma a un equipo de policías y hace colaborador hace de traductor como escritor también opina sobre los casos de investigación, Vas a ser mi pequeño Castell. Y eres traductor del FBI y en ese momento, perdonarme a mí me gustan mucho las matemáticas, en ese momento de aquel adolescente de 18 años que tenía el 10, pero que quería el 90 y que quedaba, ya estábamos en el 30 en el 40…

Anxo: No lo podría cuantificar, pero estaba más cerca. Desde luego me estaba, imagináte, con 20 años en un español de un pueblo de 3000 habitantes, que el Finisterre, que la gente no conoce debería conocerlo porque muy bonito, pero donde nada sucede.

De Finisterre, unos años después, trabajando para el FBI, unos años más tarde, Obama ganó las elecciones y yo soy el intérprete de Obama. Bueno, ¿cómo llego ahí? Trabajando en el Senado de los Estados Unidos. Yo no estaba trabajando con Obama, pero sí era intérprete por televisión. Entonces era la voz de la voz de Obama por televisión nacional y de nuevo, imagínate mi cara, porque yo no me esperaba haber llegado hasta ahí. Mientras seguía estudiando, con 23 años, era profesor universitario de la James Madison University en Virginia. Y cuando acabé mi periplo en Estados Unidos, me vengo a Europa, a Bruselas, a conseguir la quinta titulación, la última. No tengo pensado seguir estudiando, he dedicado media vida a estudiar, y para costearme los estudios. Toco en un piano bar el piano, no que lleva tocando el piano desde los cinco años había hecho conciertos en algunos países y tal. Y empecé a tocar en un piano bar en Bruselas.

Con esto me permite costearme la última titulación que he estado teniendo y antes de acabar ese, esa certificación, me llaman desde la ONU en Ginebra, que sí era mi sueño de toda la vida. Y me ofrecen un puesto en para un proyecto económia. Ya no era traductor no era intérprete. Ahí era para un proyecto económico y había estudiado economía, relaciones internacionales. Y entonces entré en la ONU. Ahí estuve trabajando dos años y uno de los últimos capítulos de mi vida, porque aquí se está acabando la historia. Pues estando en la ONU me ofrecen la posibilidad o me presentan la posibilidad de presentarme al casting para una película. Me presento al casting, paso la primera prueba, paso la segunda, paso la tercera y me acaban dando el papel principal. Y como buen loco gallego, pues dejé la ONU y me metí en cine.

Presentador: Película que se llama…

Anxo: The Nexus, Nexus. Es una producción suizocanadiense rodada íntegramente en inglés. Querían gente con un acento nativo, mi inglés nativo y bueno y la verdad es que imagínate…

Presentador: Tú dices y claro, aquí se va acabando la historia, claro.

Anxo: Se va acabando no, la parte importante después.

Presentador: Pero bueno, permíteme llamarle. ¿Digo bien la época de la siembra?

Anxo: Sí, sí, claro. La época en la que estaba muy perdido, estaba muy perdido pero no estaba quieto. Estaba muy perdido pero no estaba quieto.

Presentador: ¿De qué va la película?

Anxo: La película, curiosamente, está basada en el libro de Hermann Hesse, es Sidarta y es la historia de un, adaptada a tiempos modernos, un actor, un actor de cine que tiene millones de fans que por fuera y por dentro está completamente roto y tiene que decidir entre el público y lo glamuroso y lo más material de la vida y el espíritu y lo más real de la vida, lo más esencial de la vida buscando hacia dentro. O sea ¿qué elige? Hacia afuera contentar al público o hacia adentro, encontrarse a sí mismo, raparse la cabeza, olvidar a la gente, irse al monasterio con los monjes budistas y encontrarse, encontrarse a sí mismo. Una historia muy real, muy cerca de la de la historia del día de hoy. Y a mí, bueno, a mí también, creo que aprendí hasta de la película un poco también.

Presentador: Anxo te voy a meter en otro laberinto. Salimos del laberinto de la adolescencia. Estás perdido. Yo te voy a poner otro laberinto ¿qué pasa si en estos momentos recibes, tienes una empresa de lo que ya vamos a hablar, ¿pero qué pasa si te dicen oye, lo tuyo es el cine y te hacen una propuesta mareante que el mundo del cine y al lado también te llaman del mundo de la música?

Anxo: Me siento más músico que actor. En el cine hice solamente ese largometraje como protagonista, después hice un montón de cortometrajes, hice participe musical, con lo cual bailaba, cantaba y actuaba e hice anuncios de televisión por lo demás están muy bien pagados y está muy bien. Pero vamos, no me considero nada del otro mundo, me considero muy normalito, en la música tengo mucho más talento musical, muchísimo más talento musical que en la música sí que he hecho varios conciertos, toco seis instrumentos, compongo música, canto, he hecho conciertos de Portugal, Estados Unidos, en Bruselas, obviamente, en Suiza, en Francia, en China y me gustaría, tengo ya un disco, pero mediocre, me gustaría hacer algo mejor. El disco lo hice hace unos años y he mejorado mucho desde aquella época. Me gustaría hacer otra cosa pronto.

Presentador: ¿Eres perfeccionista?

Anxo: Demasiado, sí, demasiado. Si una de las cosas que contaré en la charla que voy a dar hoy es mi obsesión por la excelencia. La obsesión por la excelencia a veces puede ser mala, efectivamente, y a veces puede ser muy buena. Si yo fuera el único que trabajase en mi empresa seria horrible, pero tengo gente que me hace de contrapeso. Ellos son los ejecutores y ejecutan mucho mejor que yo, mucho más rápido que yo. Una persona muy, muy perfeccionista suele ser muy analítica y una persona muy analítica suele embriagarse de sus propios laberintos, en inglés parálisis por análisis. Eso me pasa un poco a mí, ese es mi defecto, pero también es mi virtud, porque hemos creado un producto único en el mundo gracias a esa obsesión por el perfeccionismo. Entonces, lo que iba a decir en esta charla, por ejemplo, lo que digo cuando hablo con directivos de empresas, es que la empresa tenga obsesión con el perfeccionismo, con no digo el perfeccionismo, digo obsesión con la excelencia. Y si la tienes, es muy difícil competir con una empresa que tiene obsesión por la excelencia,

Presentador: Porque tú tienes una empresa que se llama -8belts.com. Yo soy muy torpe si yo entro en la página de internet es triple www.8belts.com.

Anxo: Es como ocho cinturones en inglés. Y no, el nombre viene porque es una ruta de aprendizaje donde los hitos que vas obteniendo son cinturones como las artes marciales, pero lo llamamos en inglés Belts.

Presentador: Te voy a dar un golpe bajo. Dale. Sí, voy. Voy. Era Barcelona, España, Lugo, Teruel, Sandra no me dijiste Sevilla, Lo dejo estar. ¿De qué va 8Belts?

Anxo: 8Belts fue una auténtica bomba. A mí la gente me conoce, bueno, vaya que un poquito más por el libro porque fue la segunda bomba. Pero realmente a mí me conocían por 8Belts, mucho más que por el cine y por la música, que nunca he llegado a gran cosa. O sea que con la empresa sí hemos llegado a gran cosa, porque hemos creado el primer método a nivel mundial que enseña chino en menos de 8 meses. Esto nunca se había conseguido con ningún idioma. Nosotros lo hemos conseguido con el Chino.

Chino mandarín chino en menos de ocho meses. Ocho meses desde tu casa sin tener que ir a China y solo con 30 minutos al día. No es un método milagro. Requiere esfuerzo, pero da resultado. Hace dos años, para mi contarte esto y decirte me encantaría revolucionar la enseñanza de idiomas a nivel mundial me hubiera dado vergüenza vale. A día de hoy no me da vergüenza. ¿Por qué? Porque ya hemos conseguido más que prácticamente que todas las multinacionales a nivel mundial de la enseñanza de idiomas.

Lo que hemos conseguido es seguramente insólito. Hemos recibido todo tipo de premios por ello, ahora te cuento cosas que han sucedido, pero es una historia muy bonita porque es una historia que da esperanza a otros y lo que yo digo es no admires el éxito, admira el esfuerzo, no admires el éxito, admira el esfuerzo. El éxito que ha tenido la empresa es muy grande. Hemos crecido prácticamente un 5000 por ciento en tres años ya somos 50 veces más grandes. Crecemos. Cuando empezamos era yo solo. Hoy somos 60 personas. No paramos, -La curva de crecimiento es así… Sí, es de locos. -Es perpendicular a la base.

Prácticamente no paramos de crecer, pero o sea, muchísimas veces no damos abasto a contratar gente y pero es porque el mercado no es tonto. Si vendes un producto que no funciona, nadie lo va a comprar no se puede engañar al mercado, lo puedes engañar tres meses nada más. Sí, sí, hemos crecido como hemos crecido es porque estamos ante algo que realmente revolucionario. Y es que lo que hemos creado, que permite aprender un idioma en menos de ocho meses. Si lo que estoy contando es cierto, podría revolucionar la enseñanza idiomas en el mundo porque nunca se había conocido algo así hace.

O sea, nos dieron el Premio Deloitte de Empresa de Proyecto Emprendedor del año. Hace unos meses me dieron el Premio Ciudadano Europeo 2014. Hace dos meses me llama la Casa Blanca para representar a España en el Foro Mundial de Emprendedores de Marruecos, junto al vicepresidente de los Estados Unidos. Imagínate mi cara y me llama el presidente mundial de Google, Eric Schmidt, hace el verano pasado porque se dieron cuenta de que lo que hemos creado podría ser podría marcar un antes y un después en la enseñanza de idiomas.

Presentador: Y la técnica fue la misma. Es decir, no fuiste al jefe, sino que viste el mercado y dijiste qué necesita este mercado que yo le puedo ofrecer.

Anxo: Exactamente. O sea, en España tenemos la reputación de que los españoles no podemos hablar idiomas, no sabemos hablar idiomas, somos malos para los idiomas y yo vengo a dar un mensaje muy esperanzador que es que todos esos falso. Si se enseña adecuadamente toda la gente aprende y nosotros hemos democratizado ese éxito porque no es un método milagro requiere esfuerzo, requiere 30 minutos al día, pero el que nos los da el premio es muy grande. Y es que va a poder poner en su currículum un idioma que seguro que ninguno de sus antepasados ha puesto, un idioma que te va a diferenciar porque el inglés no te diferencia, el chino o te diferencia. Y es lo que yo llamo empezar una maratón una hora antes o sea, aprender chino es empezar una maratón una hora antes que el resto. China no es el futuro, es el presente y una de cada seis personas del mundo habla, habla chino mandarín.

Bueno, pues si nosotros conseguimos empoderar a nuestros clientes, a nuestros alumnos y conseguir que realmente hablen en chino, pues su currículum mejora muchísimo, sus oportunidades laborales mejora muchísimo, incluso experiencias a nivel internacional van a mejorar.

Presentador: Anxo, ¿no está solo chino? ¿Yo puedo elegir cualquier idioma?

Anxo: No, nosotros estamos con chino a día de hoy. Todos los días del año nos preguntan que para cuando llega el inglés. Hay dos cosas, las dos cosas más buscadas en Internet son 8Belts inglés que no existe y cómo descargar 8Belts gratis, que tampoco existe. A día de hoy, solamente el chino es posible que hagamos otros idiomas, no lo sé. Me lo preguntan todos los días de momento, solamente el chino mandarín.

Presentador: Me voy a tirar a la piscina para confirmar un dato, porque recien te hablé de una serie de casos. ¿Tú eres el responsable de que Pablo Motos hable chino?

Anxo: Si es así.

Presentador: Te veía venir.

Anxo: Pablo Motos no se lo creía. Como casi todos los famosos…

Presentador: Lo vi a Pablo Motos hablando en chino y miraba la cara como diciendo ‘Lo estoy consiguiendo, os estoy hablando en chino.’

Anxo: Sí, sí, sí. Yo salí en El Hormiguero con él hablando en chino. Él hizo su parte del estudio, pero no estudió ni siquiera a los 8 meses. Estudió 3 meses eso sí, nos dio la disciplina diaria, porque sin disciplina no vale, 30 minutos al día, exactamente 30 minutos al día -incluyendo fines de semana también. Si lo quieres conseguir en tan poco tiempo y si quieres saltar los fines de semana no pasa nada, vas a tardar un poquito más.

Él lo hizo constantemente, todos los días durante tres meses y salió en El Hormiguero delante de 3 millones de personas hablando en chino. Entonces, claro, mucha gente que no nos creía de repente lo vio a él pero vamos ya hay mucha más gente famosa. Y ahora nos han visto por todos los medios de comunicación, hemos salido en todos los medios de prensa de España. Un éxito sonado, pero porque estamos ante algo que realmente podría marcar un antes y un después, pero no a nivel España, sino a nivel internacional, no a nivel chino mandarín, sino incluso con todos los idiomas.

Presentador: ¿Hiciste un desafío también a otros famosos o lo comprometiste igual en España, a Ana Rosa?

Anxo: Ana Rosa lo dijo en directo exactamente. De hecho decía que quería invertir en 8Belts y. Pero vamos, más gente bueno, Fernando Romay, Juanma López Iturriaga, Emilio Butragueño que tú sabes de fútbol. Creo que sería belt3, belt4. Vas escalando con los belts, belt 1, belt 2, belt 3.

Presentador: A mí me comentaron sabes si estoy en el mundo del fútbol, que Florentino Pérez lo llamó a Butragueño y le dijo Oye, los únicos que te pueden hacer hablar chino son estos muchachos. Y les mandó la dirección.

Anxo: No sé si Florentino Pérez. Pero curiosamente, el embajador de España en China hace tres años le había dicho a Emilio Butragueño hay una empresa que es 8Belts que va a ser muy grande porque lo que han descubierto es único. El primero en apuntarse fue el embajador de España en China. Yo me reuní con él en la embajada en Pekín, Eugenio Bregolat, y le dije que él iba a aprender chino con nosotros. Llevaba 25 años intentando aprender el chino. No lo había conseguido. Pensaba que la culpa era de él y nosotros le mostramos que la culpa no era de él, es el método. Si se enseña adecuadamente, funciona. Y a los 3, 4 meses estaba también manteniendo conversaciones de una hora gracias a 8belts.com, hicimos un reportaje y lo pusimos en la web y eso nos dio mucha credibilidad porque al principio nadie nos creía.

Presentador: Yo leí una frase que es de tu empresa que dice que si un alumno no aprende idiomas, el fracaso no es del alumno, sino del método.

Anxo: Exacto, y lo que decimos es que no hay formas malas de aprender, sino formas mejorables de enseñar. Y de hecho, si alguien no habla chino en ocho meses le vamos a devolver el dinero, entonces os vais a arruinar. O sea, esto. Estás loco. ¿Cómo vas a devolver el dinero si alguien no habla chino en 8 meses? ¿Y el motivo? No nos hemos arruinado, no hemos parado de crecer. Y el motivo por el que esto es así es porque es porque funciona, no en el 99 por ciento de los casos, sino en el 100 por ciento. Si el alumno sigue la ruta, va a funcionar siempre y de hecho no es el mes 8 en la semana primera y segunda ya está hablando en chino a nivel básico, pero va a mantener una conversación 100 por 100 en chino con un nativo que trabaja 8Belts.

Presentador: Déjame pasarlo en limpio. Tú me estás diciendo que yo entro en 8belts.com, doy mis datos, me inscribo y estando 30 minutos dedicándole 30 minutos por día si en mi casa me imagino que online -online exactamente- -antes de 2 semanas antes, podrías mantener una conversación en chino de 30 minutos a nivel básico- Suena a abracadabra

Anxo: Sí. O sea, obviamente sí. Y pero, pero lo curioso es que y aquí la gente va estar de acuerdo conmigo, es que en el mundo científico, en el mundo del conocimiento, en el mundo en el que nosotros estábamos 40000 horas de trabajo en dar con esta metodología, 40000 horas de trabajo, trabajamos cuatro años.

Ahora tenemos 60 personas, 60 personas y hace tres años éramos una que era yo. Bueno, pues en el mundo del conocimiento, cuando alguien se pone a investigar todo lo que acaban encontrando un día era imposible. La vacuna contra, encontraron penicilina, el efecto de la penicilina obviamente era algo que parecía imposible. Y después de repente sale al mercado una aspirina. Sería imposible hace hace 150 años y sin embargo a día de hoy te la tomas y te quita el dolor de cabeza. Parece milagroso, pero no lo es. ¿Por qué no lo es? Porque existe una causalidad, una relación causa-efecto que hace 150 años desconocíamos y que hoy no desconocemos. Cuando lo desconoces, esa relación, el por qué te suena a milagro y cuando conoces el porqué, el camino suena a milagro pero este es el camino. Me lo han explicado, lo entiendo. Ya no es una milagro.

Presentador: Pero es lógico, como la magia de que no suene el teléfono móvil y de pronto podamos estar hablando con mi familia en Argentina.

Anxo: Exactamente. O sea, pero si alguien te lo explica, dirías ahora entiendo porque. Bueno, pues lo que nosotros hemos hemos averiguado es lo mismo para mí. Yo llevaba aprendiendo idiomas toda la vida. El Chino es mi noveno idioma, es mi noveno idioma. Estudié nueve en tres continentes distintos y vi que los errores se repetían siempre, independientemente del idioma, independientemente del país veía que los errores en ausencia de idiomas se repetían siempre y gracias a ese bagaje de idiomas de ir aprendiendo idiomas por el camino. Fui viendo que para cada uno de esos errores, existía al menos una solución. Yo fui recopilando esas soluciones y constituyendo una metodología con todo eso y vi que efectivamente esto puesto en práctica hacía acortaba el tiempo entre entre tú y tu objetivo. Tardabas mucho menos en conseguir tu objetivo y que haciéndolo de otra manera, tardabas muchísimo más. Había aceleradores del éxito. Bueno, pues eso fue lo que se acabó convirtiendo en 8belts.com. Lo sacamos al mercado y empezamos a crecer porque la gente vio que de repente no tenía que esperar 4 años de una academia, 5 años de una academia para hablar un idioma tan importante como el chino mandarín.

Presentador: Me hiciste acordar a mi padre. Mi padre solía decir Hijo, dónde hay un problema usted coloque una solución. Hay gente que donde hay un problema coloca más problemas. Y lo más grave hay gente que hay una solución pone problemas. Que eso es mucho más grave todavía. Pero es que no te quedas únicamente en 8belts.com, porque es más, esta mañana andaba por las librerías de Alicante buscando un libro tuyo que me habló mucha gente y muy bien. Que es algo así como una escalera al cielo y esa escalera tiene 88 peldaños.

Anxo: Sí, así es. Se llama Los 88 peldaños del éxito. Este es el libro y lo que se llama los 88 peldaños del éxito. Imagínate mi cara cuando con todo el éxito de 8Belts fue un éxito emocionado y muchas entrevistas a nivel a nivel nacional, pero nivel internacional también. Y me dice me llama Planeta y me dice Anxo, vas a escribir un libro de tu historia, pero no solamente la historia, sino claves que hayas obtenido por el camino, porque eso puede ser una esperanza para otros. Entonces yo lo que digo es que mis talentos no son mayores son simplemente diferentes. Todos tenemos al menos un talento que dejaría al resto del mundo boquiabierto y nuestra función es encontrar ese talento. Cuando encontramos ese talento y lo explotamos, el mundo gana. Y cuando lo desaprovechamos o no lo encontramos, el mundo pierde. Sale al mercado a los 88 peldaños del éxito. No hace no hace un año. Esto hace solamente unos meses y a los 50 días se convierte en el libro más vendido de toda España. Yo estaba, en mi caso, unos años antes, mapeando el chino, que era de la metodología, de repente veo el éxito de 8Belts con muchísimo esfuerzo detrás. Saco este libro y a los 50 días se convierte en el más vendido de toda España. Cinco meses después rompe el récord de ventas en la editorial que es Alienta del grupo Planeta, porque en cinco meses salen al mercado doce ediciones.

Y es bonito que hay dos motivos por los que, por los que es bueno que este libro haya alcanzado ese éxito. Ninguno de ellos es beneficio propio, obviamente, yo encantado de que el libro se pueda difundir y encantado de que las ideas mías pueda ayudar a otras personas. Pero no lo decía por motivo egoísta, lo hacía por dos motivos altruistas. Uno es que a la gente realmente le ayuda. Y quizás lo más bonito para los autores que te escriba dos lectores diciendo tu libro me ha cambiado la vida, me ha revolucionado la vida. Es que yo creo que las palabras más bonitas que puede escuchar un autor y segundo, y esto es lo que hubiera explicado en el libro, es que es que los beneficios del derecho de autor del libro de los 88 peldaños del éxito. Yo decidí donarlos a un orfanato que está en China de la ONG Hearts. ¿Y por qué? Porque me siento en deuda con la vida. La vida se ha portado bien conmigo. Yo con ella también. Y es bonito poder devolver al mundo y a la sociedad. Y el peldaño 88 lo que dice es si la sociedad te ha dado tu éxito, una parte de él corresponde de vuelta a ella. Y de ahí que los beneficios de los derechos de autor vayan a este orfanato. Cuándo es el libro más vendido de toda España te puedo asegurar que es mucho dinero… Eso es muy bonito. Es muy bonito poder contribuir y ayudar a otros.

Presentador: ¿Yo te puedo pedir un favor? -Claro-, ¿tú te fijaste que lindo paisaje tenemos por la ventana? Así aprovecho y te robo el libro.

Anxo: ¿De dónde decías que era?

Presentador: De Argentina loco viste, ¿qué fama tenemos?

Anxo, ¿te consideras un hombre éxito?

Anxo: Tengo dos opciones una vez considerarme un hombre de éxito y la otra es considerarme un humilde aprendiz y de las dos me quedo con la segunda.

Presentador: Por la frase que me dijiste al principio.

Una pregunta que siempre me gusta hacer cuando tengo la suerte de entrevistar a personas con una vida tan interesante y apasionante como la tuya. ¿Eres un hombre feliz?

Anxo: Sí, eso si soy muy feliz. Y eso lo digo alto y claro porque. Porque bueno, no me siento afortunado también. Y te cuento un peldaño del libro, es mi peldaño preferido, es el peldaño 28 y búscalo si quieres y así y así me dices si me equivoco. Creo que no me equivoco porque este el peldaño 28, mira justo y se llama el binomio del binomio del éxito.

Yo que dice el peldaño 28 decía yo que es mi preferido en el libro dice que el éxito es como un pájaro. El binomio del éxito le llamo y dice que el éxito es como un pájaro y si el pájaro vuela es porque tiene dos alas, en el momento en el que retiras una de las dos alas, es imposible mantener el vuelo. El ala derecha representa todo aquello que tú has hecho para llegar hasta donde estás. Las horas de sudor, las horas de esfuerzo, las horas de miedos que tuviste que superar y todo lo que tuviste que hacer para llegar hasta donde hoy tú estás, es 100 por ciento mérito tuyo. El ala izquierda es todo aquello que has hecho, no tú, sino otros, para que tú llegaras hasta donde tú estás. Por el ala derecha. Casi no tienes ni que dar las gracias por el ala izquierda no te plantees por un momento dejar de hacerlo. El ala derecha representa la autoconfianza, la que te permite alcanzar el éxito y el ala izquierda representa la humildad. La autoconfianza te permite alcanzar el éxito, la humildad te permite mantenerte en él, si quieres llegar al éxito y mantener el éxito. Es importante mantener el equilibrio de ambas. Esta la autoconfianza, pero no se te puede subir a la cabeza. Ésta te da la humildad, pero tampoco debe convertirse en inseguridad. Es el equilibrio entre ambas lo que te permite mantenerte en el éxito.

Presentador: ¿Qué te falta para ser feliz?

Anxo: Bueno, para ser feliz a lo mejor ahora mismo no, porque estoy. Porque me siento muy feliz y tremendamente afortunado. Yo diría que esto me lo estoy inventando ahora, vale, pero yo diría que a lo mejor siguiendo el binomio del éxito de la historia del pájaro, pero yo diría que para ser feliz hace falta hacer mucho por uno mismo. Ese es mi binomio del éxito, ahora me estoy inventando mientras lo digo y hacer un poco también por los demás o mucho por los demás. Entonces eso es lo que lo que si ves que estás contribuyendo, entonces vale la pena. Y yo lo que digo es que si al cabo de mis días miro atrás y lo único que he conseguido es más dinero o más fama, mi vida habrá sido un tremendo fracaso. Pero si consigo dejar una huella en el mundo, entonces mi vida habrá sido un éxito.

Presentador: ¿La verdadera felicidad es compartir?

Anxo: Yo no creo que sea la única. No creo que no creo que haya que ser todo monjitas y tal. Hay gente que sí, hay gente que no tiene esa capacidad. No pasa nada. Lo que sí que no creo que sea éxito ni felicidad sea sea buscar, solamente ensimismarse y buscar solamente remar para uno mismo. Completamente de acuerdo con cobrar por lo que se hace, por obtener una remuneración por la que se hace. Es justo que sea así, pero una parte está bien que se comparta. Es importante. De ahí que diga que si la sociedad te ha dado tu éxito una parte del correspondi de vuelta a ella.

Presentador: Me dijiste que la de la izquierda es la que te lleva a decir gracias.

Anxo: Claro, exactamente. Tengo tengo otra frase que dice Cuando alcanzas el éxito es el momento no de pensar que he hecho bien, sino de pensar a quién debo decir gracias.

Presentador: Me voy a encontrar todas las frases. Y para que veas que los argentinos somos honrados, te devuelvo el libro.

Anxo: Un placer. Gracias.

Presentador: Anxo Pérez. Apasionante, ¿verdad? ¿Cómo se puede hacer tanto en tan poco tiempo? Quizás el secreto lo encontremos en los 88 peldaños. Les recomiendo el libro, es muy, pero muy bueno.

Anxo Pérez, un hombre, un aprendiz que quiere seguir aprendiendo.

Espero que lo hayan pasado tan bien como lo hemos pasado nosotros. Gracias por acompañarnos durante 30 minutos.

Como siempre, han sido ustedes muy amables.

Autor:
Fecha creación: 28 abril, 2021
Categoría: Equipo 8Belts

Con 8Belts aprendes a hablar idiomas sí o sí