8Belts Recibe El Premio Emprendedores Deloitte Por Sus Importantes Logros

Tiempo de lectura: 4 minutos Si hay una cosa que me gustaría cambiar en la cultura española, es la cultura del no. Conseguir que la gente realmente bueno, que reine la cultura del sí y es posible, no.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Deberíamos aplaudir porque el que emprende, mueve y cambia el mundo y cambia el mundo para mejor, pero para bien de todos. Y es una pena que lo veamos como enemigo, porque no es un enemigo, en otros países eso no sucede.

Si hay una cosa que me gustaría cambiar en la cultura española, es la cultura del no. Conseguir que la gente realmente bueno, que reine la cultura del sí y es posible, no.

Me marché de España con 15 años a Estados Unidos, allí viví muchos años. Con 20 años fui el intérprete para el FBI, fui el intérprete de Obama cuando ganó las elecciones. Dirigí la música en una iglesia gospel durante cuatro años porque soy músico, soy pianista.

Trabajé en la ONU dos años y ya estando en la ONU, el chino es idioma oficial de la ONU, fue cuando decidí empezar a aprender chino y a desarrollar lo que a día de hoy es 8belts.com o la ruta de los ocho cinturones.

Nosotros tenemos un producto que genera muchísimo escepticismo, como es lógico, nadie se lo cree, nadie se lo cree al principio. Ahora ya se lo van creyendo más, además, porque tienen a un amigo que habla chino con nosotros o Juanma Iturriaga, el jugador de baloncesto ha aprendido chino con nosotros en cuatro meses, está en nuestra web 8belts.com y entonces ya la gente se va dando cuenta que lo que estamos haciendo es verdad.

Necesitamos un buen departamento de comunicación, un buen departamento de marketing y poco a poco la gente fuera viendo que realmente lo que hacíamos era verdad, la prensa nos ayudó mucho, si hay alguien que nos ayudó mucho fue la prensa, hemos salido en todos los medios comunicación de España prácticamente, y eso ha conseguido que, bueno ver que la gente pues a la prensa le creía quizá más que a nosotros mismos obviamente.

Hemos aprendido a base de palos, o sea, como todo el mundo y yo he cometido todos los errores que se pueden cometer, pero de ellos se aprende. No me da miedo y lo sigo cometiendo, pero un error es un indicador de éxito y de proceso.

A los 67 días yo hablé con César Alierta, el presidente de Telefónica, lo abordé en un restaurante, le dije que había creado el primer método que permitía hablar el chino en menos de ocho meses y que podía demostrarlo él me miró a la cara y me dijo, me interesa. Así que en cuestión de dos meses habíamos cerrar un acuerdo muy importante con Telefónica para formar a toda su cúpula directiva.

A los ocho meses hablé con el embajador de España en China, Eugenio Bregolat, le expliqué toda la metodología, esto fue en Pekín. Llevaba 25 años intentando aprender chino, no lo había conseguido, empezó a estudiar con nosotros y en cuestión de tres meses hablaba chino relativamente bien.

Tenemos alumnos más de 25 países, hemos crecido un montón, todas las multinacionales españolas prácticamente estudian con nosotros. No hemos recibido apoyo del gobierno. Tampoco lo hemos buscado, no pasa nada. Yo no soy de los que opinan que si el apoyo, si el gobierno no te apoya, no puedes lograr el éxito. Por supuesto que lo puedes lograr. Depende de ti y depende de tú, de tu capacidad de esfuerzo, trabajo y determinación.

Llevamos ya dos años en el mercado. En 2011 lanzamos al mercado y hemos crecido más de 1000 % en dos años. La empresa está 100 % auto financiada, no hemos recibido ni siquiera deuda externa, no hemos pedido préstamos. Y bueno, la verdad es que tenemos la ventaja de que hemos conseguido monetizar el producto desde prácticamente el primer día. Empezamos con empleado, un empleado que era yo y a día de hoy somos 21 el equipo. Para mí el mejor del mundo. O sea, estamos gente encantadora, gente muy hábil que es muy, muy buena.

8Belts es una plataforma online para el estudio de un idioma que es el chino, pero para nosotros es mucho más que eso. Hemos cambiado la manera en la que enseñamos idiomas y prueba de ello es el éxito que hemos tenido hasta ahora. El 20 % de un idioma se utiliza el 80 % de las veces. Nosotros lo que hemos hecho es seleccionar ese 20 % y jerarquizarlo. Hemos creado un mapeo del idioma chino, igual que los científicos han creado la secuenciación del genoma humano, es exactamente igual. Esto nos llevó cinco años hacerlo más de 30 mil horas de trabajo. Lo que hemos conseguido es un método que permite que antes de dos semanas ya puedas mantener una conversación 100 % en chino.

Nosotros no tenemos la academia, que no soy un profesor de chino. Yo soy un creador de un método y el método es 100 % online, con lo cual tenemos alumnos a día de hoy en más de 25 países. Es un método que realmente funciona y que los alumnos lo pueden constatar. Nosotros solamente hacemos una única cosa no enseñamos cultura china, no enseñamos otros idiomas, no enseñamos caligrafía, solamente enseñamos a hablar en chino, pero es un método láser, o sea, eso lo hacemos mejor que nadie.

Nuestra empresa, al ser una startup, todo nuestro equipo está en diferentes partes del mundo, lo hacemos todo por internet. Es bonito porque puedes trabajar en cualquier parte del mundo y la verdad nos funciona, nos funciona muy bien, el siglo 21 lo bueno que tiene es que se puede montar una empresa como muy pocas.

Una cosa muy curiosa de nuestro producto es que la gente que está en China que habla español, pues prefiere contratar 8Belts antes que una academia en China, ¿por qué? Porque ven que los resultados realmente son son sorprendentes. Nuestro eslogan es Hablas chino en 8 meses o se te devuelve dinero. A día de hoy lo hemos devuelto 0 veces.

Bueno, a día de hoy 8Belts es solamente, desde el español hacia el chino. Ya nos han pedido varias multinacionales que empecemos a desarrollar inglés-chino, pero como estamos tan centrados en la especialización, no tenemos prisa por crear nuevos productos. Queremos ser los mejores en una única cosa primero y después empezar a expandir, no, tenemos poca prisa por expandir y mucha por consolidar muy, muy bien hacer las cosas muy, muy bien.

No hemos recibido mucho apoyo, pero, pero eso no es malo, o sea, eso demuestra que se puede conseguir que si tienes determinación y yo hablo siempre de casarse con la idea y no abandonarla. Es una empresa que para mí es un lujo poderla llevar a cabo, es una pasión. Si no me pagaran un duro por lo que hago, lo seguiría haciendo, porque realmente es pura pasión para mí.

A mí lo que más me apasiona recibir los email de los alumnos diciendo lo bien que funciona el método que realmente hablan chino, que lo han conseguido en pocos meses. Eso es lo que a nosotros nos llena de satisfacción. El dinero es importante, pero es quizás un poco menos importante.